Bienes de consumo duradero y no duradero: qué son, diferencias y ejemplos

Se denominan bienes de consumo duradero a aquellos productos y servicios que ofrecen cierta garantía de poder usarse por un periodo más que aceptable. Esto se relaciona con la fugacidad con que se vive en la actualidad ya que un artículo de linea es reemplazado en breve por uno de mejores características.  Por ejemplo, color, funcionalidad, aplicaciones, por mencionar algunas cosas.

Pero más allá de las características como color, funcionalidad, precio o servicios, las personas deberían ante todo saber qué son los Bienes de consumo duradero y no duradero: qué son, diferencias y ejemplos.

Qué son los bienes de consumo duraderos

Se denomina así a aquellos productos y/o servicios que se adquieren para consumo propio y que tienen cierta durabilidad y que no poseen una caducidad inmediata o próxima.

Ejemplos de bienes de consumo duraderos

Bienes de uso común

Se da este nombre a aquellos productos que el consumidor compra regularmente, es decir que forma parte de su canasta básica. Esto quiere decir que ya tiene una idea de lo que quiere comprar y la marca, color, funciones, etcétera, que dicho artículo tiene. Dentro de los bienes de uso común encontramos:

  • Bienes básicos, aquellos que los consumidores compran cotidianamente (pan, leche, tortillas, huevo).
  • Bienes de impulso, aquellos que se adquieren para satisfacer un antojo o necesidad emocional (ejemplo: chicles, papas, refrescos, revistas, juguetes, lentes oscuros.) El tipo de mercancia varía de acuerdo al establecimiento en que el cliente esté realizando una compra.
  • Bienes de emergencia, aquellos que los consumidores adquieren cuando poseen una necesidad urgente (paraguas, cubrebocas, impermeables, encendedor, condones, shampoo, pastillas, artículos diversos).

Qué son los bienes de consumo no duraderos

Dentro de esta categoría pueden incluirse a todos aquellos que son consumidos en un momento específico (pudiendo ser en el momento exacto de la transacción o luego de ella). Por ejemplo, los productos cuyo consumo pretende no ser duradero, presentan un atractivo para el usuario por medio de las estrategias más convencionales, las de las características o las promesas de proveer una utilidad muy importante para el usuario. El cliente, consciente de que elige el producto por el valor que le da al consumo momentáneo, solo volverá a consumirlo en la medida de su conformidad con la prestación que tuvo. En los bienes no duraderos, en cambio, aparece la cuestión de la calidad del producto, pero también de su continuidad en el tiempo. La posibilidad de seguir utilizando el bien a lo largo del tiempo es un valor en sí mismo, y la sola calidad alta no conformará al usuario.

Ejemplos de bienes de consumo no duraderos

    • Huevo
    • Leche
    • Pan dulce
    • Bebidas energizantes
    • Frutas y legumbres
    • Refrescos
    • Artículos de papelería
    • Medicamentos
    • Caramelos

Diferencias entre los bienes de consumo duraderos y no duraderos

Más allá de los tipos de productos incluidos en cada categoría, el impacto ambiental que causan es algo a considerar al adquirirlos. Por ejemplo, los bienes de consumo duraderos tardan mas en producirse (refrigeradores, autos, televisiones) además de que no se consumen inmediatamente.
Los bienes de consumo no duraderos, por el contrario, se consumen inmediatamente una vez producidos.

  • Bienes duraderos, se emplean por un periodo más largo (electrodomésticos, la maquinaria, etc.)
  • Bienes no duraderos, se agotan debido al uso del producto, por ejemplo, jabón lavatrastes.
  • Bienes perecederos, producidos naturalmente, su uso es inmediato dada la pérdida de frescura que cada uno tiene. Por ejemplo, leche, frutas, verduras, pescado.