Qué es un cheque certificado

Un cheque certificado es aquel que expide una institución, certificando que hay poder de fondos suficientes para pagarlo. La sola firma del banco puesta en el cheque hace la certificación.

El cheque se realiza con las palabras “acepto”, “visto” o “bueno” escritas solo por el librado. El banco que extiende la certificación se hace responsable frente al beneficiador del cheque certificado, garantizando y validando que será pagado siempre y cuando se cobre antes del plazo de validez que se establece.

Cheque certificado – Datos que debe tener un cheque certificado.

Los datos más comunes que figuran dentro de los cheques certificados son:

  • Denominación del banco emisor.
  • El monto del dinero que se gira.
  • Nombre de la persona o empresa a la cual va dirigido dicho cheque certificado.
  • Firma del responsable del banco en cuestión.

Cheque certificado – ¿Cómo cobrar un cheque certificado?

Para poder cobrar este tipo de cheque, es necesario acudir y presentarlo ante una institución financiera a cargo de quien lo expidió, aunque no siempre es así, ya que su cobro efectivo también puede efectuarse a través de depósitos bancarios. Una vez que se cobra el cheque certificado en ese momento surge la llamada compensación.

Cheque certificado – Principal función del cheque certificado.

La principal función de los cheques certificados es garantizar la existencia de fondos económicos para el pago del documento emitido, aun cuando posteriormente la cuenta pudiera quedarse sin fondos, ya que el titular de la cuenta no podrá disponer del dinero ya girado.

Cheque certificado – ¿Qué sucede cuando es falso o robado?

Cuando se deposita un cheque certificado robado o cuando su certificación es falsa, proveniente de una institución receptora diferente, al aceptar el depósito con la leyenda “salvo buen cobro” deberá emitir un comprobante que acredite que el abono está en tránsito y de esta manera la certificación en caso de ser falsa saldrá a la vista cuando transcurra el momento de la compensación y liquidación del documento, la cual puede durar hasta dos días hábiles.

Cheque certificado – Vigilancia y supervisión de los cheques certificados.

El fraude en cheques certificados lo sufren principalmente las personas que desconocen cómo operan, cuál es su naturaleza y cómo funciona el cobro.

Para eso la Ley General de Títulos y Operaciones de Crédito regula que todas las emisiones de cheques certificados expedidos a cargo de una institución de crédito cumplan con todas las reglas para poder funcionar.

El cheque certificado es muy importante puesto que en estos tiempos ha habido muchos robos con cheques falsos, por lo tanto éste te asegura que es real y por supuesto que puedes hacer el cobro o transacción de dinero, además te permite estar seguro de la cantidad de dinero que vas a depositar o retirar.

Es más que nada una forma más fácil y segura de llevar a cabo la protección del dinero ante cualquier tipo de fraude. Además de que está regulada por la ley, la cual te permite tener seguridad en las transacciones con cheques. Por supuesto es muy importante siempre tener en cuenta que los defraudadores van a encontrar maneras de falsificar a un cheque certificado.

Fraudes con cheques certificados.

Actualmente se han registrado algunos casos de fraudes con el uso de cheques certificados, los cuales son falsos o robados, esto sucede cuando se realizan operaciones entre particulares, especialmente se ha dado el caso en la compra y venta de vehículos.

Esta modalidad fraudulenta de cheques certificados, se ha ido incrementando a causa principalmente del desconocimiento de los usuarios de los distintos servicios financieros, por lo que desconocen la forma en que operan los cheques certificados, su funcionamiento y naturaleza, además del cobro a través de la cámara de compensación.

La Ley General de Títulos y Operaciones de Crédito (LGTOC) reglamenta la emisión de cheques y la operación de la cámara de compensación. En relación a ello dispone que un cheque es un título nominativo o al portador, el cual es expedido por una institución de crédito, la cual cuenta con los fondos suficientes para poder cubrir su valor.

Al depositar un cheque certificado, pasa por la cámara de compensación, que es el medio por el que las instituciones bancarias hacen efectivo el cobro de los cheques de otras instituciones bancarias, que han sido depositados por sus clientes.

La compensación bancaria es regulada por la Ley de Sistemas de Pagos y otorga al Banco de México la exclusiva vigilancia y la supervisión de los sistemas que llevan a cabo las operaciones.

Es importante para evitar fraudes con cheques certificados, poder esperar antes de concretar una transacción comercial, que la cámara de compensación haya dado por bueno el cheque, depositando los fondos al titular del mismo.

En la actualidad es muy importante realizar transacciones económicas de forma segura, esto con la finalidad de evitar los posibles fraudes que puedan surgir al cobrar un dinero por el pago de alguna venta o transacción económica con un tercero, por lo que un cheque certificado es una muy buena opción para poder evitar cualquier contratiempo.

Para solicitar un cheque certificado se debe de acudir con un ejecutivo de la institución bancaria con la que se tiene una cuenta de cheques o cuenta de débito, y de esta forma el ejecutivo verificará que se tiene el saldo en la cuenta por la cantidad del cheque certificado que se quiere emitir, si es que se tiene la cantidad suficiente para cubrir el importe del cheque, el ejecutivo dará la autorización y firma para poder expedirlo.