Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (CONSAR): qué es y funciones

La Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (CONSAR)se creó en 1994 con el objetivo de garantizar que se entregara a los trabajadores su ahorro, una véz que éstos alcancen la edad de jubilación, ya que uno de los problemas que la mayoría de las personas enfrentan cuando llegar a una edad avanzada, es el garantizar que al jubilarse se podrá seguir manteniendo el nivel de vida que se tenía antes de la jubilación.

Para lograr esto, es necesario contar con un fondo de ahorro, que se lleve a cabo durante toda la vida laboral de una persona y que pueda ser retirado únicamente al momento de que éste se jubile. Sin embargo, es muy poco probable mantener este fondo de manera individual, las tasas de interés para pequeños capitales son muy bajas; es por eso que se juntan fondos de inversión en el cual se reúne el dinero de varias personas para poder invertir un capital, en opciones que den una mejor tasa de interés y que, de manera individual, no sería posible tener acceso.

Para regular estas inversiones se creó en 1994 la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (CONSAR).

¿Qué es la CONSAR y cuál es su función?

La CONSAR es un órgano descentralizado de la Secretaria de Hacienda y Crédito Público que tiene como objetivo el regular el Sistema de Ahorro para el Retiro formado por las cuentas individuales de los trabajadores mexicanos.

Estas cuentas individuales están formadas por las aportaciones que el trabajador, el patrón y el gobierno realizan en las Administradoras de Fondos para el Retiro (AFORES). La función de la CONSAR es la de regular a estas AFORES.

Para lograr esta regulación, la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (CONSAR) tiene diferentes funciones que son:

a) La CONSAR establece las reglas para que el Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR) funcione correctamente.

b) La CONSAR vigila que los fondos de ahorro de los trabajadores sean utilizados y resguardados adecuadamente y no se encuentren en riesgo de perderse.

c) Es la encargada de supervisar que los fondos en las cuentas individuales de los trabajadores sean invertidos dentro de los parámetros y límites que establece, esta función recibe el nombre de Régimen de Inversión.

d) La CONSAR garantiza que la información de las cuentas individuales sea proporcionada a los trabajadores, es decir, que se envíe el estado de cuenta por lo menos tres veces al año.

e) Tiene la CONSAR  la capacidad de establecer multas a a las AFORES y de sancionar a los empleados de éstas que caigan en algún incumplimiento.

Con esto la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (CONSAR) se asegura no solo de que el SAR funcione sino de que los derechos de los trabajadores estén protegidos y sean respetados por las AFORES.

¿Qué hace el SAR?

El Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR), brinda beneficios a los trabajadores que cotizan para el IMSS y para le ISSSTE, integra a más de cinco instituciones públicas en un sistema e intercambio de información.

El SAR está constituido por las cuentas individuales en las cuales, tanto los trabajadores como los empleadores y el gobierno federal, realizan las aportaciones para el fondo de retiro, de las cuales los trabajadores son acreedores y que pueden disponer al momento de jubilarse.

Este Sistema contribuye al fortalecimiento del ahorro interno, impulsa el desarrollo nacional a largo plazo y apoya el aparato productivo nacional.

El SAR

* Se encarga de garantizar la viabilidad financiera de los fondos, es decir, que las inversiones realizadas den un rendimiento mayor a la inflación para que el dinero en las cuentas individuales de los trabajadores realmente sea un beneficio al final de la vida productiva del trabajador.

* Incrementa la cobertura.

* Garantiza una mayor densidad de cotización.

* Facilita el incremento del ahorro, a través de las aportaciones voluntarias de los trabajadores a su cuenta individual.

¿Cuál es el objetivo del SAR?

Algo que todas las personas deberían de anticipar es qué fuente de ingreso tendrán en la vejez. Cuando se inicia la vida laboral el sueño de los trabajadores es el haber construido un patrimonio sólido, que les permita poder retirarse y disfrutar de una vida tranquila y disfrutando de ingresos producto de sus años de trabajo.

Aunque cada persona tiene expectativas diferentes de su vejez, todos tienen algo en común, quieren mantener el mismo nivel de vida que tenían antes de retirarse.

El Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR) fue creado en 1997 a través de la Reforma a la Ley del Seguro Social dándole viabilidad al sistema de Pensiones, ya que, de otra forma, el pago de pensiones sería insostenible.

Este cambio consistió en pasar del sistema vigente en ese momento a un sistema de cuentas individuales que permitiera:

* Generar mayor equidad, ya que anteriormente los trabajadores que no alcanzaban las semanas mínimas de cotización perdían todos sus derechos.

* Que los trabajadores siempre reciban el beneficio de su ahorro ya sea vía pensión o a través de la entrega de sus recursos totales.

* Que los trabajadores tengan un ahorro patrimonial que tenga la característica de ser heredable.

* Generar una opción de portabilidad entre el IMSS y el ISSSTE

* Llevar al sistema financiero los ahorros de muchos trabajadores que de otra forma no se podrían captar.

La meta del SAR es:

Lograr mejores pensiones para los trabajadores en un esquema de sustentabilidad fiscal, que no ponga en riesgo su patrimonio.

Para logarlo, el SAR fue creado con los siguientes objetivos:

* Dar viabilidad financiera al sistema de ahorro para el retiro.

* Incrementar la cobertura (más personas y mayor densidad de cotización para una misma persona).

* Incrementar el ahorro.

Para alcanzar estos objetivos se determinó que la mejor forma era mediante cuantas individuales de contribución definida manejadas por empresas Administradoras de Fondos para el Retiro (AFORES) del sector privado y aunque la estrategia general era la de crear incentivos de mercado de administración de fondos de pensiones, el ahorro continuó siendo obligatorio, integrado por tres partes, el estado que aporta el 0.225% del salario más una cuota social, el patrón que aporta el 5.15% del salario y el trabajador que aporta el 1.125% del su salario.