Cómo diversificar una cartera de inversión

Una de las mejores opciones para hacer crecer el ahorro de una persona, es mediante una cartera de inversión y la mejor opción es diversificando la inversión, es por ello que a continuación hablaremos de cómo diversificar una cartera de inversión.

Cómo diversificar una cartera de inversión

Para diversificar una cartera de inversión es muy importante el poder evaluar todas las opciones que existen en el mercado financiero, antes de decidirse a invertir en alguna cartera. Para ello es necesario tener un plan, en el que se deben de tener muy clara la cantidad de dinero que se piensa invertir, el plazo, la necesidad de liquidez, los objetivos a alcanzar y el riesgo que se puede asumir para ello.

Al tener una cartera de inversión, lo que se busca es maximizar los rendimientos y reducir los riegos, por lo que diversificar una cartera de inversión es muy recomendable.

Estructura de una cartera de inversión

Para diversificar una cartera de inversión es necesario saber que la estructura de la inversión inicial se divide en algunos tipos de activos financieros que son los siguientes:

  • Mercado de capitales.
  • Mercado de deuda.
  • Mercado cambiario.
  • Mercados internacionales.
  • Liquidez requerida.

Es necesario buscar que se mantenga la estructura original del portafolio, a menos de que se vea modificada alguna de sus prioridades, por lo que en ese caso será necesario hacer algunas adecuaciones hacia una estructura nueva, que puede ser un plazo mayor, más monto a invertir, diversificar la cartera de inversión, invirtiendo pequeños montos a corto plazo, etc.

Para diversificar una cartera de inversión, es muy importante tomar en cuenta los consejos de los especialistas, ya que cada uno de los activos cuenta con sus propios riesgos y objetivos, además de que por alguna razón forman parte de la cartera y teniendo esto claro, será más fácil el poder detectar si es que hubiese una falla en la diversificación de cartera de inversión.

Es importante entender que la diversificación de cartera reduce el riesgo no sistemático, pero no evita el que puedan existir pérdidas con el riesgo sistemático, el cual se trata de los eventos que afectan a varios mercados o activos en general, de forma casi simultánea, aunque sí favorece el que se reduzca la volatilidad de la cartera, además de que se minimiza el impacto de sucesos imprevistos.

El tener muchos activos no necesariamente reduce más el riesgo, además de que puede reducir mucho el rendimiento, por lo que es posible tener una diversificación de cartera de inversión con pocos activos, pero que estén muy bien estudiados para optimizar la diversificación.

En resumen, el objetivo de diversificar una cartera de inversión es no poner todo el capital en la misma inversión, de esta forma se reducen los riesgos, pero para obtener mejores rendimientos se aconseja que no sean muchos los activos en los que se invierta, además de que sean a corto plazo.

Sin embargo, siempre es conveniente consultar con un especialista antes de invertir y revisar muchas opciones, de esta forma se tendrán mayores posibilidades de éxito en la inversión.