¿Cómo es la reforma a la ley del trabajo y en qué le afecta?

Si radicas en México, ya sea que hayas nacido aquí o te hayas mudado para laborar, es de suma importancia que conozcas los detalles más importantes de la ley federal del trabajo, éste es el documento en el que se establecen prácticamente todas las reglas y los pormenores que dictan las relaciones obrero patronales.

La ley federal del trabajo protege no solo al empleado, sino al empleador ya que, si bien los dos cuentan con un sinfín de obligaciones, ambos también se encuentran protegidos por una serie de derechos que se les da al laborar o al emplear.

Consulta también la STPS y sus funciones.

 


Al final del día, ante cualquier demanda laboral la ley federal del trabajo es la que dictamina infracciones, multas y sanciones, así como las compensaciones a las que tiene derecho el trabajador.

A lo largo de los años, la ley federal del trabajo ha pasado por varias modificaciones, mejor conocidas como reformas, la última habiendo sido en este año (2019 al momento de haber redactado este artículo), en el gobierno que dio inicio a lo que se le llama “la cuarta transformación”.

Para poder hacer cambios a una ley vigente se requiere que la Cámara de Diputados vote a favor de dichas modificaciones y la reforma a la ley federal del trabajo no fue la excepción, pues con sólo un voto en contra y 29 abstenciones fue aprobada en el primer cuatrimestre del año.

Esta reforma, no fue una cualquiera, ya que, con ella, se modificaron más de la mitad del contenido en la ley federal del trabajo y entre los cambios más destacados, se encuentran los siguientes:

Respeto a las libertades del trabajador.

Si bien el tema del respeto se ha tocado desde que se creó la ley federal del trabajo esta reforma refuerza que no sólo el empleador debe respetar al empleado, sino el trabajo en sí debe contar con condiciones que sean dignas para el obrero, reitera también que las diferentes empresas deben de procurar que el ambiente laboral sea completamente libre de cualquier tipo de discriminación y agresión hacia el trabajador.

Otro de los puntos importantes que se tratan en la reforma de la ley federal del trabajo, es la igualdad de género y se establece que tanto hombres como mujeres tienen los mismos derechos y las mismas obligaciones dentro de una empresa.

Así mismo, la nueva reforma de la ley federal del trabajo castiga cualquier caso de acoso sexual dentro de una empresa, protección que aplica no sólo para las mujeres, sino también para los hombres que lleguen a levantar una denuncia por acoso.

La reforma no impone un reglamento genérico interno para las empresas, sin embargo, sí es claro en que cada empresa deberá establecer un protocolo claro en contra de cualquier tipo de discriminación, sea por género, raza o religión y el trabajador deberá estar de acuerdo con el mismo.

Uso de la democracia y respeto a la libertad sindical.

El asunto de los líderes sindicales ha sido bastante controversial en México durante la última década, mucho se ha dicho que los líderes sindicales son impuestos a los trabajadores y rumores de corrupción, nepotismo, por mencionar algunos, no se han hecho esperar, por ello, la reforma de la ley federal del trabajo es muy clara al establecer que los trabajadores tienen la libertad de elegir por votación a sus líderes sindicales; lo anterior, siempre y cuando las votaciones sean libres y secretas y se respete el derecho a la afiliación y a participar en sindicatos.

En esta reforma de la ley federal del trabajo, se crea también el Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral que, como su nombre lo indica, tiene como función principal el conciliar los intereses del empleador y el empleado, así como revisar y registrar los contratos colectivos de trabajo, los reglamentos internos de las empresas y los reglamentos sindicales.

Este organismo, de acuerdo a la nueva ley federal del trabajo, deberá clausurar cualquier sindicato vinculado con actos violentos, extorsión y/o corrupción, lo cual es uno de los principales lineamientos de esta cuarta transformación.

Juzgados en materia de derecho del trabajo.

Hoy en día, existen Juntas de Conciliación y Arbitraje, que son la primera instancia a dónde llega una demanda laboral, sin embargo, la ley federal del trabajo establece que éstas desaparecerán y en su lugar se crearán “Juzgados en materia de derecho del trabajo”, mismos que dependerán directamente del Poder Judicial, estatal o federal, según sea el caso.

De la misma manera, con el fin de que no todos los casos lleguen hasta instancias judiciales, se crea una fase de conciliación que busca una especie de negociación entre el empleador y el empleado.

Modelo de subcontratación laboral.

Lo que muchos esperaban con esta reforma laboral, es que se modificara el modelo de subcontratación en nuestro país y es que no es un secreto que es una de las mayores inconformidades entre los profesionistas en México, sin embargo, la nueva reforma de la ley federal del trabajo no contempla ningún tipo de cambio en este aspecto, lo que causó la desilusión de muchos que, sin duda, esperaban que el estar contratados por terceras empresas no significará un riesgo de previsión social.

La reforma de la ley federal del trabajo entrará en vigor este mismo año y tendrá 6 meses para regularse, a su vez, el Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral se encuentra ya en operación y deberá comenzar a auditar todos los contratos colectivos y sindicales vigentes, de igual forma, cuenta con dos años a partir del día siguiente del lanzamiento de la reforma para registrar a todos los sindicatos activos en el país, por último, las distintas localidades de México contarán con tres años para crear su propio centro de conciliación y que éste inicie con sus actividades.

Si bien los cambios pudieran parecer muy generales, esta reforma laboral implica el mayor cambio que se le haya hecho a la ley federal del trabajo desde su creación, lo cual, marca un punto importante en la historia de este país que promete muchos cambios en todos los ámbitos.