Qué es y para que sirve la tarjeta inteligente CFE

La Comisión Federal de Electricidad, la CFE, implementó desde 2015 una nueva forma de pago, la tarjeta inteligente CFE; el objetivo que se buscaba con esta nueva modalidad de pago era el de reducir costos operativos, ya que mediante el uso de la tarjeta inteligente CFE ya no es necesario contar con personal que vaya a leer los medidores de luz para determinar el monto a pagar, ni tampoco se tienen que emitir estados de cuenta o recibos de la luz.

La tarjeta inteligente CFE ha permitido a la Comisión Federal de Electricidad reducir sus costos desde su implementación, ya que no solamente se ahorra en el costo del personal que se encarga de la lectura de los medidores de luz o la emisión de los estados de cuenta, también hay un ahorro en los costos operativos del corte o la restauración del servicio una vez que el usuario ha realizado su pago, evitando de esta forma, consumo adicional cuando el usuario no ha pagado en su fecha límite así como el costo de las reconexiones.

¿Qué es tarjeta inteligente CFE?

La tarjeta inteligente CFE es una nueva modalidad de pago que la Comisión Federal de Electricidad ha implementado a partir del 2009. Para poner en marcha esta nueva modalidad de pago, la CFE cambió el antiguo medidor de luz por un nuevo modelo digital que permite grabar el consumo de electricidad en una tarjeta magnética conocida como la tarjeta inteligente CFE.

Esta tarjeta inteligente CFE es una tarjeta electrónica que permite que se grabe en ella información de un medidor de luz y realizar ciertas funciones como son bloquear el medidor, cortar la luz o reactivar el servicio.

¿Cómo cambiar a la modalidad de pago con tarjeta inteligente CFE?

Para cambiar de la modalidad de pago tradicional a la nueva modalidad de pago con tarjeta inteligente CFE es necesario acudir a la sucursal más cercana de la Comisión Federal de Electricidad para realizar la solicitud de cambio de tipo de pago; para esto es necesario que el titular de la cuenta sea quien acuda a realizar la petición del cambio de medidor.

Una vez que la solicitud haya sido aprobada y sean realizados los pagos de derechos correspondientes, un técnico de la CFE acudirá al domicilio para realizar el cambio de medidor a un medidor digital y hacer la entrega de la tarjeta inteligente CFE.

Para el trámite es necesario presentar el último recibo de la luz y llevar una identificación oficial en la cual el nombre que aparece en la identificación debe de corresponder con el nombre que está en el recibo. En caso de que no sea así no será posible realizar el cambio de tipo de pago.

¿Cómo funciona la tarjeta inteligente CFE?

Una vez que se ha realizado la solicitud de cambio de tipo de servicio a pago con tarjeta inteligente CFE y se tenga la tarjeta en la mano, su uso es muy sencillo.

La tarjeta inteligente CFE funciona por cercanía al medidor de la luz, es decir para que la tarjeta funcione debe de estar muy cerca del medidor, el medidor digital tiene una zona en su parte superior en donde debe de colocarse la tarjeta.

Esta tarjeta funciona por cercanía, una vez que la tarjeta inteligente CFE esta cerca del medidor, empiezan a realizar un intercambio de información tal como el número del medidor, el consumo realizado, si se ha efectuado el pago correspondiente etcétera.

Otras funciones que tiene la tarjeta inteligente CFE es la de poder activar o desactivar el servicio de suministro eléctrico.

La tarjeta inteligente CFE funciona en conjunto con el medidor digital para tarjeta inteligente CFE que ofrece una serie de características que ayudan al usuario a programar no solo el pago del servicio, sino también el uso del servicio para que el pago del consumo de electricidad sea más eficiente y por lo tanto, pague menos.

Entre estas características están que es posible programar el día de pago, de esta forma el usuario establece cuándo quiere pagar y no la CFE, teniendo así la capacidad de poder hacer un presupuesto flexible y a su medida. Esta fecha la puede modificar cuantas veces sea necesario; el único inconveniente es que solo se puede programar hacia ciertos días. Los días para pago de servicio pueden ser los días 1, 5, 10, 15 y 20 de cada mes.

Realizar el pago del servicios es muy sencillo, cuando se acerca el día de pago empieza a parpadear una luz verde en el medidor, una vez que ha llegado el día de pago esta luz verde se queda fija por lo que es necesario colocar la tarjeta inteligente CFE encima del medidor para que tome la lectura del consumo, es necesario dejar la tarjeta sobre el medidor aproximadamente unos 15 segundos, que es lo que tarda el proceso de toma de lectura.

Una vez que la lectura ha sido grabada en la tarjeta inteligente CFE, se puede acudir a realizar el pago ya sea en las oficinas del la CFE, en cajeros automáticos de la CFE o en comercios afiliados al servicio, como son Farmacias del Ahorro, tiendas de conveniencias como Super Q, Oxxo, etc.

Cómo se requiere de un lector especial de lectura de los datos de la tarjeta inteligente es necesario averiguar qué comercio cerca del domicilio tiene habilitado este servicio.

Una vez realizado el pago se coloca nuevamente la tarjeta sobre el medidor y espera aproximadamente 15 segundos, el medidor registrará el pago e informa con una luz verde una vez terminado el proceso.

Se cuenta con 10 días posteriores a la fecha elegida para realizar el pago. Si dentro de este tiempo no se realiza, el servicio se cortará de forma automática y el medidor marcará que se ha cortado el servicio encendiendo una luz roja. Para reactivarlo tan solo hay que pagar el adeudo y poner la tarjeta encima del medidor para que se registre el pago. El servicio de reconexión del servicio no tiene costo.

Como puede observarse el uso de la tarjeta inteligente CFE es muy sencillo y no implica un costo mayor de energía eléctrica, la tarifa que se paga es la misma, pero tanto para el usuario como para la CFE, los beneficios de ahorro en tiempo y dinero son altos.