Comprobante de ingresos: qué es, para qué sirve y cómo obtenerlo

Existen varios tipos de comprobante como el comprobante de ingresos, comprobante de pago, comprobante fiscal, comprobante de gastos, comprobante de depósito bancario, comprobante de domicilio, etc.

Un comprobante es un documento que avala algo, ya será una compra, una venta o el sueldo de una persona. Como su nombre lo indica la utilidad de un comprobante es la de comprobar de forma fiable una acción llevada a cabo o característica que una persona o empresa posee.Muchos trámites requieren que se entreguen comprobantes, por ejemplo, para solicitar un crédito bancario uno de los comprobantes principales es el comprobante de ingresos.

Comprobante de ingresos: ¿qué es?

Un comprobante de ingresos es un documento que avala la cantidad de dinero que una persona recibe en un período determinado de tiempo y que sirve para demostrar la solvencia económica que una persona tiene para hacer frente a sus gastos mensuales.

Cuando se trata de un trabajador asalariado, el comprobante de ingresos es expedido por la empresa en donde trabaja. Puede ser una carta membretada y expedida por el departamento de recursos humanos de la empresa, o los recibos de nómina.

En el caso de trabajadores independientes, para poder obtener un comprobante de ingresos puede ser un poco más complicado. En el caso de una persona que trabaja por su cuenta pero que expide facturas y paga sus impuestos, la declaración anual de impuestos es válida como un comprobante de ingresos.

Otro documento que puede servir como comprobante de ingresos cuando se es un trabajador independiente es el estado de cuenta bancario de su tarjeta de débito o cuenta de cheques, pues con ese se pude comprobar los ingresos periódicos que se tienen, si una persona tiene en sus estados de cuenta un total de depósitos similares cada mes, es posible decir que sus ingresos mensuales ascienden a ese total de depósitos frecuentes que recibe en su cuenta bancaria.

El estado de cuenta de una tarjeta de crédito es también aceptado como un comprobante de ingresos, ya que con este tipo de documento se demuestra recibir ingresos suficientes para cubrir los pagos del crédito, por lo que es muy importante que los pagos estén al corriente si se desea utilizar este tipo de documento como un comprobante de ingresos.

Hay veces que las persona reciben su pago en efectivo y la empresa para que laboran no expide recibos de nómina ni algún tipo de comprobante de ingresos, para este efecto se recomienda abrir una cuenta de ahorros en donde se deposite el dinero ganado, así después de un tiempo, los estados de cuenta pueden servir como comprobante.

En estos casos no es necesario tener un saldo mínimo en la cuenta, ya que solo se observan los depósitos realizados que son la prueba de los ingresos que se obtienen. Para que un comprobante de ingresos sea tomado en cuenta, se tienen que entregar los comprobantes de los últimos tres meses, ya que de esta forma se puede avalar que los ingresos son los que se expresan en el comprobante presentado.

De esta forma todos los trabajadores, sean asalariados o sean trabajadores independientes tienen la posibilidad de obtener un comprobante de ingresos.

Comprobante de ingresos: ¿para qué sirve?

Un comprobante de ingresos es útil para poder realizar diferentes tipos de trámites. Su principal utilidad se ve cuando una persona desea obtener un crédito, ya sea automotriz, hipotecario o una tarjeta de crédito.

Mediante el comprobante de ingresos una institución financiera puede calcular la capacidad de pago de una persona, y de esta forma poder asignarle un monto de crédito que no sobrepase dicha capacidad financiera. Por ejemplo, para otorgar un crédito hipotecario los bancos cuidan que el monto de las cuotas a pagar no supere el 30% de los ingresos de una persona.

Los comprobante de ingresos no solamente son útiles en cuestiones financieras, también son útiles en cuestiones legales, ya que sirven para aclarar cualquier discrepancia que exista entre dos personas o entre una persona y una empresa.

En el caso de juicios laborales, como puede ser un despido injustificado, o en el caso de una renuncia voluntaria un mal cálculo de finiquito es mediante el comprobante de ingresos que se resuelven las controversias entre las partes, pues es la prueba que tiene el empleado para demostrar el sueldo que se percibía y que servirá de base para el cálculo de la liquidación o finiquito.

Un comprobante de ingresos también es útil en querellas civiles, como es el caso de los divorcios, pues es a partir de la presentación del comprobante de ingresos de las partes que un juez determina el monto de la pensión alimenticia que debe de pagarse.

En el caso de un juicio mercantil, cuando una persona tiene una deuda que no ha pagado, el presentar un comprobante de ingresos puede ayudar a demostrar que no se tiene la capacidad de pagar una deuda en los términos que una de las partes solicita, por lo que basado en el comprobante de ingresos y otros documentos, se puede determinar la capacidad de pago y llegar a un convenio para pagar la deuda.

Comprobante de ingresos: ¿cómo obtenerlo?

Existen varias formas de obtener un comprobante de ingresos, éstas dependen del tipo de trabajo que una persona realice, así como de la cantidad de empleos o trabajos que se realicen.

Para un trabajador asalariado, sus recibos de nómina representan su comprobante de ingresos; también es posible solicitar a la empresa una carta en donde se especifique el sueldo del empleado, así como su antigüedad en el empleo.

Para trabajadores independientes los estados de cuenta bancarios sirven como comprobante de ingresos, siempre es posible solicitar a la institución bancaria que emita los estados de cuenta de los últimos tres meses, estos servirán como comprobante.

Otra forma de obtener un comprobante de ingresos es a través de las declaraciones anuales de impuestos. Las personas que están obligadas a declarar sus ingresos pueden presentar su declaración anual de impuestos como un comprobante, esta declaración la pueden solicitar a su contador, o descargarla del portal del SAT.