Cuál es el salario mínimo por horas en México 2020

El salario mínimo por horas no es un concepto que sea muy conocido entre la mayoría de la población mexicana, sin embargo, existe y se encuentra regulado.

El salario mínimo en México es el monto mínimo que se le debe de pagar a un trabajador por una jornada de trabajo de 8 horas, es decir por un día de trabajo, el salario mínimo en México se conoce más como el salario mínimo diario.

El espíritu fundamental del salario mínimo en México es que todo trabajador reciba, por una jornada de trabajo una cantidad de dinero mínima suficiente para poder solventar sus gastos y los de su familia, manteniendo una vida digna.

¿Cuál es el salario mínimo por horas en México 2020?

En el 2020 el salario mínimo por horas en México es de $15.40 y en la franja fronteriza es de $23.195. En general los trabajadores en México no cobran por horas sino por días, como casi todos los empleos, por ejemplo lo que gana un administrador de empresas, pero existen ciertos oficios que, si cobran por hora, como es el caso de los jornaleros que, por hora cobran $21.25, más que un salario mínimo general pero menos que el salario mínimo por hora de la zona fronteriza.

Existen profesiones que también tienen un salario mínimo por horas en México como es la profesión de maestro en niveles medio y superior, o lo que gana una enfermera, en este caso se trata de un salario mínimo profesional, que dependiendo de la profesión es el salario mínimo que deben de cobrar.

Una gran cantidad de los obreros calificados cobran un salario mínimo por horas en México, ya que sus labores no implican tener que trabajar una jornada completa y no es necesario que estén todos los días, tal es el caso del personal de la limpieza, albañiles, obreros calificados como operadores de maquina especializada.

México es uno de los países con menor salario mínimo en el mundo, por ejemplo, un trabajador en los Estados Unidos puede ganar un salario mínimo por hora de 7.25 dólares, que al tipo de cambio de $17.00 pesos por dólar da 123.25 pesos, por lo que un trabajador mexicano gana en 8 horas lo que un trabajador en los estados unidos gana en una hora.

Esto coloca al salario mínimo por horas en México muy por debajo de su equivalente de sus socios comerciales, Estados Unidos y Canadá; esta situación prevalece a pesar de que en los Estados Unidos el salario mínimo por hora no se ha incrementados desde hace algunos años.

Pero no solo eso, el salario mínimo por horas en México es uno de los más bajos, no solo en Latinoamérica sino también a nivel mundial, ya que se coloca en la posición número 43 de 54 países comparados.

El salario mínimo por horas en México está por debajo de países como Argentina, Perú y Brasil, por mencionar algunos países. Esta situación parece que no se revertirá en los próximos años, ya que para que el salario mínimo por horas llegue a estar en una posición competitiva a nivel mundial, deben de pasar varios años con aumentos muy altos, lo que suena poco probable de llevar a cabo.

Historia del salario mínimo por horas en México.

El salario mínimo por horas en México se establece en la Constitución del 5 de febrero del 1917, en el artículo 123 de dicha constitución que reguló todo lo referente al trabajo; en este artículo se establece que el salario mínimo debe de ser un monto suficiente para que un trabajador pueda cubrir sus necesidades de alimentación, vestido vivienda y educación de él y de su familia.

En este mismo artículo se establecen varias otras características del salario mínimo por horas en México, como son el que no puede ser objeto de embargo o de algún tipo de descuento, que es la cantidad mínima que un obrero debe de percibir por el trabajo hecho o servicio proporcionado.

En este mismo artículo de la Constitución del 17 se establece que existirán organismos que regularán el salario mínimo por horas en México en cada municipio, las cuales estarán subordinadas a la junta estatal de conciliación.

Cuando se promulgó la Ley Federal del Trabajo, en el año de 1931, bajo el mandato de Pascual Ortiz Rubio, se establece más formalmente la regulación del salario mínimo por horas en México, en donde se decía que el salario mínimo debe de ser revisado cada dos años excepto en los casos en que patrones y trabajadores lleguen a un acuerdo relativo a la modificación del salario mimo por horas en un municipio.

Debido a esta legislación de 1934 a 1976 hubo 25 salario mínimo por horas en México diferentes.

En los 60’s se revisó esta reglamentación para establecer el salario mínimo por horas en México y se modificó hacia una estructura y comportamiento que estuviera más apegada a la realidad que en ese entonces se vivía. Uno de los cambios más significativos fue el de dividir al país en zonas económicas y fijar un salario mínimo por zona y no por municipio, que era como venía haciéndose.

En el año de 1963 fue creada la comisión Nacional del Salario Mínimo y 111 comisiones regionales, que en conjunto eran las encargadas de establecer el monto del salario mínimo por horas en México para cada región económica.

En el año de 1986 es el Congreso de la Unión quien establece la creación de la Comisión Nacional del Salario mínimo, desapareciendo la estructura anterior y dejando en esta nueva comisión la responsabilidad de establecer el salario mínimo por horas en México para cada zona geográfica.

Actualmente ya no existen más que dos zonas económicas, la zona de la franja fronteriza con los Estados Unidos que comprende a las empresas que se encuentran muy cercanas a la frontera norte, y otra zona económica que representa al resto del país.

De esta forma en el país solo existen dos salarios mínimos por hora, esta situación busca una mayor equidad y distribución de la riqueza, ya que el esquema del salario mínimo por horas en México tenía el efecto de que los trabajadores que habitaban en una región con el salario mínimo por horas bajo, migraran a una zona en la que el salario mínimo era muy alto, dejando estas zonas sin trabajadores.

Actualmente, al ser el salario mínimo por horas en México global en todo el territorio, excepto en la denominada zona fronteriza, la migración se frena y se espera que los trabajadores tengan toda al oportunidad de ganar un buen sueldo en cualquier lugar de la República Mexicana.