Diferencias entre cobertura y arbitraje

Las diferencias entre cobertura y arbitraje pueden no ser apreciables a simple vista, pero sí son sustanciales.

En términos generales las operaciones principales que se realizan en los mercados bursátiles son las de compra y venta de acciones; si se toma en cuenta las circunstancias financieras de los mercados bajo las cuales las operaciones son realizadas, podemos entrar operaciones de cobertura y de arbitraje.

Las operaciones bursátiles o financieras son aquellas que se realizan en las Bolsas de Valores de los países. Estas operaciones son realizadas por los inversores y tiene como objetivo principal el obtener un beneficio al realizarlas.

¿Qué es la cobertura?

Las operaciones de cobertura son utilizadas por los inversores para mitigar los riesgos en los mercados; esto se logra mediante la ejecución de transacciones compensatorias utilizando un producto similar al que se tiene en las acciones, con las mismas condiciones que tenía la transacción original que creó el riesgo. De este comportamiento viene su nombre, ya que las operaciones de cobertura son aquellas que realiza un inversionista para cubrir los riesgos de las acciones que posee en un determinado momento.

Estas operaciones consisten en la compra o venta de productos financieros como acciones, futuros, etc., que tengan una relación directa con el activo o pasivo cuyo riesgo se desea mitigar o cubrir.

Las operaciones de cobertura tienen un principio muy básico, estas operaciones se realizan bajo el supuesto de que los precios del producto físico y los contratos de futuros por lo general se mueve de forma paralela. Sin embargo, los inversores deben de tener presente desde el inicio de la operación, que existe una parte del riesgo que no se puede cubrir, el riesgo correspondiente al diferencial, que no puede ser cubierto en el mercado de futuros.

¿Cuándo se utiliza la cobertura en el Trading?

Por ejemplo, un inversor en un producto físico como el maíz, tanto como comprador como vendedor, enfrenta riesgos en dos momentos de la operación, a saber, antes de comprar el maíz, y después de haberlo comprado. Los riesgos que se corren antes de comprarlo son el que la producción no haya sido lo suficiente para afrontar los compromisos de suministro pactados, y los riesgos después es que exista una baja de precios significativa debido a que el mercado tiene una gran cantidad de maíz no vendido, lo que hace que su precio baje.

Para el primer escenario la protección o cobertura se logra comprando contratos futuros de maíz buscando mantener las cuentas o posición en equilibrio. El segundo escenario se cubre con la venta de contratos futuros de forma proporcional a los contratos físicos que se encuentran en riesgo.

¿Qué es el arbitraje?

Las operaciones de arbitraje son aquellas en las cuales se busca tomar una ventaja de la diferencia de precios que puede existir entre dos o más mercados, esto logra mediante la combinación de operaciones que resulten complementarias, de tal forma que permiten capitalizar la diferencia de precios de los mercados, lo cual genera una utilidad.

A través de las operaciones de arbitraje los inversores pueden obtener una utilidad sin correr riesgo de manera inmediata. El arbitraje puede ser realizado a través de una persona, conocida como arbitrajista o a través de un banco o despacho bursátil.

Las operaciones de arbitraje son realizadas más comúnmente los mercados de divisas, es un sector en donde los inversionistas buscan comprar algún producto financiero a cierto precio y venderlo en otro mercado a un precio diferente, logrando así generar su utilidad. Una de las consecuencias de este tipo de operaciones, es que se lograr la igualdad en precios en todos los mercados.

En el caso de los tipos de cambio, el arbitraje se realiza cuando la tasa de cambio de algún país se encuentra desfasada con su valor de equilibrio a largo plazo.

Las operaciones de arbitraje, con respecto a los tipos de cambio, consisten en comprar moneda extranjera y liquidar la operación con otra moneda extranjera, buscando un beneficio en los tipos de cambio de ambas.

El arbitraje es realizado con productos financieros tales como monedas, metales, títulos, obligaciones y cualquier otro tipo de valor que sea negociable. Mediante las operaciones de arbitraje es posible que el sistema logre una nivelación de las cotizaciones entre los diferentes mercados, esto gracias a que ellos se encuentran comunicados entre sí, logrando operaciones que puedan ser liquidadas, ya sea al contado o en cierto plazo pactado.

Las operaciones de arbitraje cambiario, es decir de divisas, es realizado a través de las instituciones bancarias y tienen como principal objetivo equilibrar el tipo de cambio.

A pesar de que los tipos de cambio de las monedas a nivel mundial se conoce en tiempo real, es necesario tener cuidado con las operaciones de arbitraje cambiario, ya que los costos de transacción, al realizarse con un tipo de cambio cruzado, es decir comprar con una moneda y vender con otra, el tipo de cambio puede diferir con respecto al tipo de cambio directo, comprar una divisa con una moneda y venderla a la misma moneda; estas operaciones pueden no tener utilidad y llegar incluso a generar una pérdida.

¿Cuándo se utiliza el arbitraje en el trading?

El arbitraje trading es un tipo de operaciones bursátiles mediante las cuales un Trader busca obtener un beneficio a través de las diferencias de precios entre instrumentos muy similares, por ejemplo, divisas.

La estrategia que se utiliza en el arbitraje trading es el comprar en un mercado mientras en otro mercado se vende el mismo tipo un volumen de acciones compradas, aprovechando la diferencia de precios entre ambos. Esto es posible ya que en los diferentes mercados la forma de realizar operaciones no siempre es la misma y podemos tener grandes compañías que cotizan en diferentes Bolsas de Valores en diferentes partes del mundo. Cuando se tienen dos bolsas de valores abiertas, es probable que los precios de intercambio de algunas acciones o divisas difieran, situación que un trader aprovecha.

Por ejemplo: considerando la venta de cierta cantidad de dólares, un dólar americano cuesta $20.10 pesos mexicanos en la Bolsa Mexicana de Valores, supongamos que el trader compra $1,000.00 USD para lo cual invierte $20,013.30 MXN; Al mismo tiempo el trader realiza una venta de $1,000.00 en la Bolsa de Valores de Argentina, por lo que recibe $35,481.00 ARG, y posteriormente vende estos pesos argentinos a pesos mexicanos, por lo que recibe $21,000.00 MXN obteniendo una utilidad de $986.70 MXN en la operación.