Qué es la economía novohispana y cómo funciona

La economía novohispana colonial empieza desde la caída de Tenochtitlán hasta 1735, en ella se conforma la estructura socioeconómica en este caso la toma de propiedad de la tierra, los sentidos económicas, la explotación del trabajador, las instituciones económicas etc las cuales permitieron el desarrollo de la nueva España.

Economía novohispana –  Inicios.

Anteriormente cuando llegaron los españoles al México antiguo, el país tenía una economía muy diferente en este caso se basaba en el trueque y el intercambio, asimismo los reyes y gobernantes tenían toda la riqueza y el pueblo solamente se quedaba con lo mínimo, al llegar los españoles mejoraron ese sistema de economía anunciándose como la economía novohispana o nueva España por lo tanto hubo un poco más de equidad entre la distribución de las riquezas.

Economía novohispana –  Características económicas de la economía novohispana.

En la economía novohispana las tierras pertenecían a todos pero ninguno podía vender, regalar o traspasar, ya que se trabajaba para las familias y los frutos eran de la familia que la hacían producir. Al principio de la conquista el medio para obtener la tierra fue a través de los Mercedes de tierra de labranza otorgadas por el rey de España a los soldados y eran como recompensa por el servicio, la conquista y pacificación.

Sin embargo en la economía novohispana a partir del año 1591 y hasta 1616 por la crisis financiera de la corona española  provocada por guerras europeas, se tuvo que mejorar la forma de regular la propiedad de la tierra adjudicándose tierras baldías puesta a subasta pública, en este caso también los latifundios que eran grandes extensiones de tierra privada y que contaban con diferentes tipos de tierra de riego y temporal de pastoreo, que fueron tomadas por los pobladores.

Las principales actividades que ayudaron a el desarrollo de la economía novohispana fueron la Agricultura, la minería y la ganadería.

Desde el principio la región mesoamericana se ha destacado por la minería, que era la que tenía más beneficios económicos, además se crearon nuevos centros de población, ranchos ganaderos y agrícolas y una amplia red de caminos para la expansión y distribución de los productos, aunado al crecimiento de la agricultura, la economía y la ganadería que conformaron importantes ciudades, las cuales llegaron a abastecer a toda la nueva España.

Minería.

Una de las actividades económicas más rentables de la economía novohispana fue la minería. Las tierras ricas en minerales preciosos como el oro y la plata, éste último muy abundante en la región, hizo que ésta fuera una de las actividades económicas más importantes.

Los metales extraídos eran enviados para enriquecer las arcas de la corona. Sin embargo, dadas las malas condiciones de las minas causó un sin número de accidentes, lo que mermó la mano de obra por lo que la explotación minera fue disminuyendo a partir del siglo XVII.

Agricultura.

La agricultura fue la base de la economía novohispana que generó importantes ingresos para España por la gran cantidad de productos que se exportaban en este caso el cacao, jitomate, aguacate, madera, más vainilla y cultivos de la región, además de los nuevos como arroz, avena, cebada, sorgo, azúcar, trigo, café, los duraznos, lino, cáñamo y muchos otros.

Como en todas las sociedades las actividades agrícolas en la economía novohispana jugaron un papel determinante para su desarrollo económico. El cultivo principal era el maíz, sin embargo, la producción agrícola de cultivos propios de la región como el chile, aguacate, cacao, algodón, frijol y caña de azúcar entre otros, era también una fuente de ingreso importante para la corona española, ya que no solo eran utilizadas internamente, sino que se exportaban a Europa.

Los españoles también introdujeron a la Nueva España cultivos europeos como lo era el trigo, que en esa época era la base de la alimentación europea, por lo que su cultivo y exportación ayudó al desarrollo de la economía novohispana.

Tres grandes zonas trigueras fueron los valles de Atlixco Puebla, el valle de México, Toluca y las regiones de Jalisco, Guanajuato, Michoacán y Zacatecas, por lo tanto los indígenas fueron brutalmente explotados hasta que tiempo después la corona española prohibiera el trabajo indígena sustituyéndolo por esclavos negros traídos de África.

La mercadería tuvo una rápida y asombrosa expansión al utilizar el excremento como abono natural para los cultivos que representaban una fuerza de carga y transporte de producción, además de la introducción de muchos animales traídos de la nueva España.

Ganadería.

Esta actividad economía novohispana no formaba parte de la economía prehispánica, ya que había especies ganaderas en la región antes de la llegada de los españoles. Fueron éstos los que implementaron la ganadería en la Nueva España.

Los ganados equino, porcino y vacuno fueron de los primeros en ser introducidos en la región, posteriormente el ganado ovejuno se trajo a América, ya que la producción de lana era una actividad que dejaba enormes dividendos y dadas las características del nuevo continente, había regiones que eran muy adecuadas para la producción de lana de gran calidad.