La política económica en México: cómo funciona

Hoy por hoy la política económica en México enfrenta un problema internacional muy diferente en muchos aspectos y factores que en otros años, este 2019 el gobierno y los observadores del mercado se han visto en la necesidad de ajustar sus estimados a la baja de manera considerable.

La actividad de la política económica en México se ha visto muy afectada de manera negativa en dos factores muy importantes, la producción del petróleo y en la actividad industrial, la cual es la principal actividad en México ya que cuenta con mucho recurso petrolero.

Política económica en México – ¿Cómo funciona?

El 90% de la política económica en México está basada en el mercado libre orientado a las exportaciones. Para que la política económica en México empiece a funcionar mejor hoy en día, se debe mejorar la infraestructura, actualizar el sistema tributario, mejorar las leyes laborales y reducir la desigualdad de ingresos, además de gestionar y modificar algunas otras leyes que apoyen a los trabajadores, a las industrias y a la economía del país.

Política económica en México – ¿Cuáles son los pronósticos para este año?

  1. El menos probable. Donald Trump, este señor influye mucho en la política económica en México y este año impone un arancel de 35% a los artículos importados desde México para presionar la renegociación del Tratado de Libre Comercio. Si se llegase aprobar esto, traería como consecuencia la caída de más del 10% de las exportaciones, el dólar podría ubicarse en $25 pesos y el PIB caería hasta un 2.9%.
  2. Fed marca el paso.  El banco central comenzará con una tasa de interés referencial alta, lo que llevará a Banxico a incrementar cada mes la tasa de interés del país. Con el fin de mantener el atractivo de los activos mexicanos y para evitar las presiones inflacionarias. La depreciación del peso de este año se verá reflejada en los precios al consumidor.
  3. Defender al peso. El riesgo latente de la inflación impone presiones al manejo monetario durante el 2017. El banco central mexicano será forzado a utilizar de manera más eficiente el mecanismo dual de absorción de choques, dado por la combinación de la tasa de interes y el tipo de cambio.

Política económica en México – Economía incierta en un futuro.

Las encuestas sobre las expectativas en la política económica en México muestran el deterioro de los últimos meses y años, las expectativas de crecimiento en el país son casi nulas. Los factores que pueden obstaculizar el crecimiento económico son el orden de importancia: esta es la debilidad del mercado externo y el otro factor es la incertidumbre cambiara.

La política económica de México ha cambiado durante los últimos años, esto debido a las diferente reformas que han existido en el país, sin embargo la política económica se mantiene para ayudar a la población mexicana.

Además está cambiando constantemente con el fin de mejorar la economía del país y por supuesto contrarrestar los problemas como la inflación y otro tipo de situaciones económicas que afectan a la moneda.

La política económica en México es llevada a cabo mediante las disposiciones que el Estado, en sus diferentes niveles, promulga para regular las actividades de los mercados. La economía mexicana es una economía de tipo mixta, es decir, que respeta la libertad de los mercados y el derecho a la propiedad privada, además de que permite que los mercados se regulen bajo la ley de la oferta y la demanda.

Sin embargo, hay ciertos tipos de bienes y servicios, que la iniciativa privada no tiene interés en ellos o que son estratégicos para la nación, por lo que es el estado quien se encarga de producirlos y distribuirlos o proporcionarlos.

Uno de pilares de la economía mexicana es el petróleo, por lo que gran parte de la política económica en México tiene como objetivo las mejoras en este sector, así como establecer medidas que disminuyan los efectos de las bajas del petróleo en los mercados internacionales.

Con el nuevo gobierno del actual presidente de la República Mexicana ha habido cambios en la política económica Mexicana, así como una serie de acciones y decisiones políticas que afectan de una u otra manera a la economía del país.

Estas decisiones de carácter político, como la cancelación de Aeropuerto Internacional de México en Texcoco, así como la crisis en las relaciones con EE. UU. ha traído desconfianza en los mercados, lo que se refleja en un pronóstico de bajo crecimiento en México.

La nueva política económica de México busca redistribuir la riqueza, aunque las decisiones que se tengan que tomar lleven a un crecimiento nulo de la nación.

El eje central en el que se basa la nueva política económica de México es el de la austeridad gubernamental en busca de una estabilización de la economía, aunque los primeros efectos de esta política han sido negativos, el gobierno mexicano ha presupuestado un crecimiento del 1.5% al 2% , aunque los mercados y los analistas estiman que no habrá crecimiento, incluso el crecimiento puede ser negativo.