Las mejores estrategias de inversión a largo plazo en 2019

El principal objetivo que se busca al realizar una inversión es el de mantener el poder adquisitivo del dinero, así como incrementarlo. Para alcanzar estos objetivos es necesario tener una estrategia de inversión, para esto primero es necesario conocer algunos conceptos importantes respecto a las inversiones.

Invertir el capital ahorrado es muy importante, el poder adquisitivo del dinero es absorbido por la inflación.

Clasificación de las inversiones de acuerdo al tiempo.

De acuerdo al tiempo que deseamos mantener nuestra inversión éstas se clasifican en:

Estrategias de inversión a corto plazo: Son aquellas que se realizan por no más de 12 meses, es decir, un año; están enfocadas a la adquisición de algún bien o servicio inmediato, como puede ser vacaciones, alguna celebración o afrontar algún imprevisto.

Estrategias de inversión a mediano plazo: El tiempo que se considera como mediano plazo, en lo general, es entre uno y cinco años y son inversiones que están enfocadas a la adquisición de bienes y o servicios que implican un desembolso fuerte de dinero, como puede ser la compra de una casa o el pago de una celebración importante como una boda.

Estrategias de inversión a largo plazo: Si la inversión es de 5 años en adelante, muchos autores consideran como mínimo 10 años, entonces en una inversión a largo plazo. La finalidad de estas inversiones es la de contar con el capital para hacer frente a gastos que están lejanos en el tiempo, pero que sabemos que van a ocurrir, tales como un plan de jubilación, el pago de la universidad de los hijos; o simplemente incrementar la riqueza en el trascurso del tiempo.

¿Por qué invertir a largo plazo?

A pesar de que tenemos las tres opciones de estrategias de inversión con respecto al tiempo, es más conveniente la inversión a largo plazo, ya que:

* Las inversiones a corto plazo, si no tienen un fin predeterminado, implicará estar realizando renovaciones u operaciones de compra venta, lo que implica pagar impuestos.

* Realizar la estrategia de inversión con interés compuesto ayuda a potenciar las utilidades, ya que los mismos dividendos empiezan a generar intereses.

* Si no tenemos planeado realizar un gasto en el corto o mediano plazo, una estrategia de inversión a largo plazo ayuda a no retirar dinero en cada renovación.

Las mejores estrategias de inversión a largo plazo 2019.

Una estrategia de inversión reconocida por los inversionistas, recibe el nombre de Value Investing y significa invertir en el valor de las empresas.

Value Investing:

El Value Investing o Inversión en Valor, es una estrategia de inversión destinada a obtener rentabilidades positivas en el largo plazo; esta estrategia se basa en comprar valores de calidad o acciones a un precio por debajo de su valor intrínseco, se aprovechan los valores de las fluctuaciones de las acciones de una empresa y calculando el valor de éstas en un futuro. Para esto se realizan cálculos financieros que estiman el valor futuro de las acciones de una empresa.

A través de esta estrategia de inversión se compran acciones de una empresa cuando éstas están por debajo del valor que deberían de estar, su valor intrínseco; se tiene confianza en la empresa y se sabe que el futuro subirá el valor de sus acciones.

El Value Investing es una estrategia de inversión a largo plazo, ya que en el corto y mediano plazo es posible que no se obtenga una rentabilidad atractiva, es necesario que pase el tiempo para que el valor de una empresa suba su valor significativamente, por lo que esta estrategia de inversión se basa principalmente en el nombre de la empresa, que dará la seguridad de no desaparecer o quebrar. Existen varios tipos de Values Investing, entre las que podemos encontrar el Piotrosky score.

Piotrosky Score:

El Piotrosky Score es una de las mejores estrategias de inversión a largo plazo en 2019 que puede seguirse, si se desea tener un buen beneficio en las inversiones de este tipo. Esta estrategia se basa en 9 requisitos que hay que verificar para evaluar la calidad de las empresas utilizando Value Investing. La empresa en la que se desea invertir debe de tener:

1. Un ROA (Return of Assets, Rentabilidad de los Activos) positivo en el año en que se desea realizar la estrategia de inversión.

2. Un Cash-Flow operativo positivo en el año actual.

3. El ROA del presente año debe de ser mayor que el ROA del año anterior.

4. El CASH-FLOW operativo debe de ser mejor que las utilidades netas.

5. La empresa debe de reportar una deuda a largo plazo menor que la del año anterior.

6. El current ratio (Activo Corriente/Pasivo Corriente) reportado debe de ser mayor al reportado en el año anterior.

7. No debe de reportar incrementos de capital en el año actual.

8. El margen bruto debe de ser mayor que el reportado en el año anterior.

9. La rotación de activos (Ventas/Activo total neto medio) debe de ser mayor que en el año anterior.

Se analizan estos conceptos y se suma 1 punto por cada requisito que cumple la empresa en que se desea invertir, considerando buenas opciones a aquellas que logren una calificación de 7 puntos o más. Este análisis se realiza eventualmente y en el momento en que la empresa baje de los 7 puntos es el momento de vender las acciones.

Franklin Templeton:

Franklin Templeton es uno de los inversionistas más destacados a nivel mundial, él basa sus estrategias de inversión no en cálculos, sino en reglas que surgen de observar el comportamiento de los mercados; estas reglas son:

1. Invertir para maximizar el rendimiento real total.

2. Invertir, no especular ni operar. Las inversiones en la bolsa no deben de tratarse como apuestas.

3. Tener flexibilidad y una mente abierta a todo tipo de estrategias de inversión.

4. Comprar barato.

5. Buscar ofertas entre acciones de calidad.

6. Comprar valor, no tendencias del mercado o perspectivas económicas.

7. Diversificarse, entre acciones y bonos, no invertir todo en una sola empresa.

8. Investigar antes de invertir o contratar expertos que hagan ese trabajo.

9. Realizar una rigurosa supervisión de las inversiones.

10. No entrar en pánico, no hay que apresurarse a vender ante una caída, si se realiza la regla 9 se venderá antes de la caída, de lo contrario hay que esperar la recuperación. Hay que tener en mente que son inversiones a largo plazo.

11. Aprender de los errores.