Mercado bursátil: qué es, características y elementos

A las ofertas y las demandas de los valores de circulación emitidos por la bolsa de valores y al lugar en donde se conjuntan las acciones y obligaciones de los valores mobiliarios, se les conoce como mercado bursátil.

Todas las instituciones, las empresas y las personas que realizan transacciones de activos financieros en cualquier Bolsa de Valores del mundo forman el mercado bursátil, el cual es regido por la ley de la oferta y la demanda, los cuales determinan el precio de los activos que se intercambian.

Qué es un mercado bursátil

Un mercado bursátil es un grupo de personas, empresas e instituciones que efectúan transacciones de productos financieros en diversas Bolsas de Valores en distintas partes del mundo.

El mercado bursátil está centralizado y regulado, lo que posibilita a las empresas poder financiar sus actividades y proyectos, esto con la venta de sus títulos o activos.

Con esta posibilidad, el mercado bursátil brinda a los inversionistas, la posibilidad de poder invertir en otras empresas por medio de la compra de los títulos de venta o de sus activos.

Dentro del mercado bursátil se encuentran las Casas de Bolsa, las Instituciones Bancarias, los inversionistas y las emisoras.

También dentro del mercado bursátil están la oferta y la demanda de los valores que se encuentran en circulación.

En el mercado bursátil se efectúan cambios de productos y activos de similar naturaleza, como las acciones y los bonos, aunque también hay en el mercado financiero otro tipo de Bolsas, que se especializan en otro tipo de activos o productos.

La oferta y la demanda de activos y productos son los que determinan los precios en los que éstos se comercializan.

La Bolsa de Valores no es lo mismo que la Banca, aunque ambas se conectan, ya que los movimientos de la Banca afectan directamente el funcionamiento de la Bolsa de Valores.

En la antigüedad, se llamaba mercado al sitio en el que se reunían compradores y vendedores para realizar un intercambio de productos, bienes y servicios. En la actualidad no se limita el concepto de mercados a este tipo en particular, ya que, debido al surgimiento de nuevos productos y tecnologías, ahora es posible que los intercambios de productos, bienes y servicios se realicen sin que exista la necesidad de que las partes se encuentren presentes en un determinado lugar, ni que los productos a intercambiar se encuentren físicamente en ese sitio.

En la actualidad, se puede definir como mercado a un espacio, contexto o situación en donde se lleve a cabo un intercambio, por ejemplo: la compra y venta de bienes, mercancías o servicios, sin que las partes se encuentren presentes en el mismo momento o lugar.

La palabra bursátil significa “bolsa” y proviene del latín “bursa” que es un tipo de mercado que se relaciona con las transacciones y operaciones realizadas en las diversas Bolsas de Valores en todo el mundo.

Las Bolsas de Valores permiten que en los mercados bursátiles se realicen operaciones en las que intervengan organizaciones, empresas y personas, tanto nacionales como extranjeras, que deseen invertir en los productos o activos que ofrece la Bolsa de Valores. La oferta y la demanda de los activos o productos son los que determinan los precios por los cuales se llevará a cabo la transacción.

Características de un mercado bursátil

El mercado bursátil se encuentra regulado y centralizado, lo cual concede a las empresas, la posibilidad de poder conseguir el dinero que necesitan para financiar sus proyectos y actividades, por medio de vender distintos títulos, activos o productos, además de tener la posibilidad de realizar inversiones por medio de la adquisición de éstos.

Una de las ventajas con las que cuenta el mercado bursátil, es la de contar con un mercado secundario, en el que es posible realizar un intercambio de títulos, activos, valores o productos que son emitidos por el gobierno y por las empresas y que fueron adquiridos con anterioridad por otro inversionista.

El mercado bursátil está comunicado a nivel internacional en distintos lugares del mundo, entre los mercados bursátiles más importantes se encuentran el de Nueva York, el de Londres y Tokio, por mencionar algunos.

La tendencia del mercado bursátil se mide por medio de índices que marcan los movimientos de la oferta y la demanda, o por los factores externos que rigen los precios de los títulos, valores o productos que se intercambian en la Bolsa de Valores.

Elementos de un mercado bursátil

El concepto de mercado bursátil se define por los elementos que lo componen y que son los siguientes:

Entre los elementos que se encuentran en el mercado bursátil podemos encontrar los siguientes:

La Bolsa: que es el mercado en el que se efectúan las transacciones de compra venta de productos, títulos o activos.

Los Emisores: que son las personas, empresas o instituciones que ofrecen acciones para negociar en el mercado.

Los Inversores: que son aquellos que invierten su dinero en activos, para poder obtener una rentabilidad sobre los mismos.

Los Corredores: que son los que actúan como intermediarios de las transacciones que realizan los inversionistas y los emisores.

Los Reguladores: son las instituciones reguladoras, las cuales son las encargadas de velar por los intereses de los distintos agentes que intervienen en el mercado bursátil, para que todo pueda funcionar de forma correcta.

En conclusión, el mercado bursátil permite a los inversionistas comprar y vender acciones y captar fondos por medio de la emisión de otras empresas.

Dentro de los mercados bursátiles más conocidos se encuentran la Bolsa de Valores de Nueva York, en el que se negocian valores de empresas como la Boeing, Citigroup o la Ford, o la Bolsa de Valores de Londres en donde se comercian acciones de HSBC, BP, y Unilever, o la Bolsa de Valores de Frankfurt en donde se comercializan las acciones de la BMW y Thyssen Krupp, entre otros grandes gigantes financieros.

Las empresas que deseen formar parte de los mercados bursátiles, es necesario que cumplan ciertos reglamentos y criterios que definen cuáles acciones pueden cotizar en el mercado bursátil.