Qué es la amortización negativa y cómo evitarla.

Para hablar sobre amortización negativa es necesario conocer el concepto, se entiende por amortización como la distribución de un gasto en el tiempo. Cuando se habla de la amortización de un crédito, se refiera a la distribución de la deuda y sus intereses en el plazo que se compromete el pago.

¿Qué es la amortización negativa?

Cuando se amortiza un crédito, con cada pago se disminuye el capital adeudado, de tal forma que al cumplirse el plazo del crédito éste debe de quedar liquidado, si es que todas las amortizaciones fueron pagadas.

Una amortización negativa se da cuando a pesar de hacer los pagos de capital, intereses y comisiones de un crédito de forma oportuna, el saldo de capital adeudado aumenta en lugar de disminuir. Esto sucede si en las condiciones de pago de un crédito se establecen límites máximos, pero no se limita el incremento en la tasa de intereses; otro caso es cuando se paga un monto mínimo del préstamo, pero este monto no alcanza a cubrir los intereses generados.

Ejemplos de casos de  amortización negativa son los préstamos hipotecarios con tasa variable que no está limitada, pero si se limita el monto de la amortización, por lo que se puede dar de caso de que el pago no alcance a cubrir los intereses generados en el período, aumentándose la deuda. Un ejemplo de este tipo de préstamos hipotecarios son los que se expresan en UDIS.

Los créditos hipotecarios en UDIS incrementan la deuda de acuerdo a la inflación y se contrata una tasa de interés sobre el saldo en UDIS; muchas veces el pago solicitado no alcanza a cubrir estos incrementos por lo que se da una amortización negativa y la deuda crece en lugar de disminuir.

Otro ejemplo de amortización negativa es en las tarjetas de crédito, en donde se solicita un pago mínimo del 10% del saldo de capital + intereses; si los intereses generados en ese mes superan el 10% de la deuda, entonces la amortización solo alcanzará a cubrir una parte de los intereses y el resto se capitaliza, aumentando así el saldo de capital adeudado.

¿Cómo evitar la amortización negativa?

Como mencionamos, la amortización negativa se da cuando un pago no alcanza a cubrir los intereses generados en un período, los intereses que no se pagaron se suman al capital incrementando de esta forma el saldo del crédito; a esta operación se le conoce como capitalización de intereses. Con este tipo de operación, los intereses calculados para el siguiente período son mayores, si se paga la misma cantidad en la siguiente amortización, se quedará sin pagar una cantidad de intereses mayor, por lo que la capitalización es mayor y el saldo sube. Si el deudor continúa pagando la misma cantidad en cada amortización, la deuda irá aumentando cada vez más encada período.

Para evitar una amortización negativa es necesario que en cada amortización el deudor se informe sobre el monto de los intereses generados en el período, para que de esta forma sepa que debe de pagar un poco más de esa cantidad, para cubrir el total de los intereses y poder amortizar algo de capital, lo que hará que los intereses del siguiente período sean menores; si se mantiene pagando la misma cantidad, el crédito irá disminuyendo, al principio muy lentamente, pero conforme pase el tiempo, se amortiza más capital en cada pago.