Qué es el Venture Capital y cómo funciona

El Venture Capital es una de las opciones de inversión que son muy atractivas para los inversionistas, esto es debido a que da muy buenos rendimientos aunque también se corren algunos riesgos al invertir en Venture Capital, aunque siempre se corren riesgos cuando se trata de invertir capital, ya que entre más alto sea el riesgo, mayores ganancias esperan obtener los inversionistas.

¿Qué es el Venture Capital?

Existen algunos emprendedores o empresarios que comienzan con una pyme o nueva empresa y requieren capital extra para consolidarla o para hacerla crecer, pero al ser una empresa de reciente creación es posible que ésta no cuente con un buen historial crediticio para poder conseguir crédito con alguna institución financiera, por lo que recurrir a inversionistas que aporten capital a través del Venture Capital es una muy buena opción.

A este tipo de empresas que consiguen inversión por medio del Venture Capital se les conoce como StarUps y utilizan este tipo de inversiones para poder capitalizarse.

Las StarUps son una muy buena opción para aquellos inversionistas que buscan en donde poder invertir su capital, por lo que invertir su dinero por medio del Venture Capital es una opción muy rentable, ya que pueden conseguir ganancias considerables a pesar de que este tipo de inversiones son consideradas como de alto riesgo.

El Venture Capital se maneja como si fuera una compra de acciones, solo que se hace con empresas de reciente creación y en las que se invierte capital de riesgo a un bajo costo, pero con la expectativa de que a mediano plazo estas empresas tengan un crecimiento considerable para que el inversionista tenga un alto rendimiento cuando venda sus acciones.

El inversionista puede perder su capital si es que la empresa no se consolida y desaparece, es por ello que al Venture Capital se le considera capital de riesgo, a pesar de ello también se pueden obtener grandes ganancias, es por ello que en Estados Unidos por ejemplo, existen muchas StarUps, la mayoría de ellas se concentran en la región de Silicon Valley, aunque cada vez se pueden encontrar más en todo el país.

El Venture Capital es un concepto que se origina desde la mitad del siglo XX, cuando surgieron inversionistas como los Vanderbils o Rockefeller, quienes comenzaron a hacer sus inversiones en pequeñas empresas que requerían una inyección de capital extra.

A partir de los años 60’s y los 70’s surgieron en Silicon Valley una gran cantidad de empresas de tecnología y los inversionistas que comenzaron a invertir en ellas, porque se dieron cuenta de su gran oportunidad de crecimiento económico.

Cada día surgen más pymes y nuevas empresas que requieren de capital extra para poder crecer y consolidarse, por lo que el Venture Capital es la mejor opción para que estas empresas puedan capitalizarse.

El Venture Capital es una gran opción para las pymes que requieren de capital sin tener que endeudarse con algún tipo de crédito, ya que con el Venture Capital lo que se consigue es un inversionista que se vuelve socio financiero de la empresa, esto es una gran oportinidad para los empresarios que requieren de este tipo de apoyo, porque aunque la mayoría de los emprendedores cuentan con capital propio para poder comenzar con su empresa, casi siempre es necesario poder contar con más capital para poder consolidarla y hacer que ésta crezca.

¿Cómo funciona el Venture Capital?

El capital de los inversionistas del Venture Capital se administra por medio de fondos, los cuales administran el capital de dos tipos de socios que son el socio LP o socio inversionista, que es quien aporta el capital al fondo y el socio GP o administrador, que es quien se encarga de buscar a las empresas recién creadas que se encuentran en la etapa de semilla y que requieren de capital para poder crecer.

Se paga muy poco por la participación en una empresa recién creada, por lo que los inversionistas que invierten en este tipo de empresas por medio del Venture Capital compran barato y obtienen grandes utilidades una vez que la empresa se ha consolidado y los inversionistas venden, aunque en la mayoría de los casos el riesgo que se corre en el Venture Capital es grande, esto es debido a que muchas empresas no logran consolidarse pronto y varias de ellas llegan a quebrar, por lo que los inversionistas pueden perder su capital invertido.

Es recomendable diversificar el capital que se piensa invertir por medio del Venture Capital, ya que al invertir en varias empresas en la etapa de semilla se minimizan los riesgos de pérdida de la inversión.

El concepto del Venture Capital se basa en comprar barato y vender caro, por lo que los inversionistas pueden retirar su capital del fondo una vez que la empresa ha subido su valor, es por ello que este tipo de inversión no es para todos, porque se debe de tener mucha experiencia en inversiones para poder darse cuenta a tiempo si la empresa ya no va a crecer para poder retirar su capital o en cuál es que vale la pena invertir.

Se recomienda que los socios del Venture Capital tengan conocimiento del ramo de las empresas en las que invierten, esto es conveniente para que puedan identificar las señales de crecimiento de la empresa en la que han invertido su capital.

Las utilidades del Venture Capital surgen de diversas formas, entre las que se encuentran las comisiones que pagan los inversionistas por el manejo de su capital, los socios consiguen sus ganancias cuando venden sus acciones de las empresas en las que invierten.

Para poder cobrar las utilidades se necesita que el fondo que administra el Venture Capital las pague, y esto sucede únicamente si es que se han generado rendimientos.

El Venture Capital tiene un riesgo de entre 5 a 10 veces más grande que el que ofrecen las acciones del mercado bursátil, por lo que este tipo de portafolio de inversión no es recomendable para cualquier inversionista, ya que representa un alto riesgo y además requiere de un plazo largo de inversión para poder generar rendimientos.