Qué son los Derechos Especiales de Giro (DEG) y cuáles son sus funciones

Los países miembros del Fondo Monetario Internacional (FMI) y los países en desarrollo se han manifestado para lograr que los Derecho Especiales de Giro (DEG) sea el principal activo de reserva del sistema monetario mundial.

Esto se debe a que ya desde hace algunas décadas ha existido el debate de crear una moneda única que rija en las economías de los países miembros del FMI; el EURO es un primer intento de esta idea; las implicaciones sociales, políticas y económicas sobre la viabilidad de esta idea han sido el centro de discusiones financieras.

Los debates en torno a contar con un mecanismo que controle las acciones especulativas de los mercados financieros internacionales y que ayude a mejorar el Sistema Monetario Internacional actual.

Qué son los Derechos Especiales de Giro

En el año de 1969 los Derecho Especiales de Giro (DEG) fueron creados como una reserva de activos internacional complementaria dentro del sistema cambiario de Bretton Woods, dando una respuesta a la necesidad de los países integrantes del FMI, que no contaban con reservas oficiales de un tipo de reserva que les permitiera acceder a los mercados cambiarios internacionales.

Los Derecho Especiales de Giro no son ni moneda ni activo para le FMI, los DEG representan un activo potencial ante las monedas de uso libre de los países que pertenecen al FMI. Este activo se asigna a cada uno de los países miembros del FMI, de acuerdo a la cuota que cada país tiene en esta organización.

Esta cuota está conformada, principalmente por el Producto Interno Bruto de cada país, de tal forma que los países más ricos cuantan con una mayor cantidad de Derecho Especiales de Giro (DEG) que la que tienen los países pobres.

Los tenedores de Derecho Especiales de Giro (DEG) pueden cambiarlos por divisas como lo son el euro, el dólar americano o cualquier otra divisa de dos formas; la primera es a través de un intercambio voluntario entre los países miembros del FMI y la segunda es mediante una designación que realiza el FMI a un país tenedor de grandes cantidades de DEG para que le compre a otros miembros que requieran de efectivo.

Los DEG no son una moneda o derecho con respecto al FMI, más bien son un activo que potencialmente puede ser cambiado por otras monedas de los países miembro. Estos Derecho Especiales de Giro (DEG) son administrados por el FMI como partidas contables y le es asignada a cada país miembro en proporción a sus cuotas.

El FMI no puede otorgarse DEG a sí mismo; y estos Derecho Especiales de Giro sirven como una unidad de cuenta entre el FMI y otros organismos internacionales. Entre los organismos internacionales que cuentan con autorización para tener y transar DEG se encuentra el banco Central Europeo, pero también otros Bancos Regionales pueden obtener esta autorización.

Función del DEG

La función principal de los Derecho Especiales de Giro (DEG) es la de jugar el papel de reserva internacional complementaria para el intercambio de divisas, entre los países miembros del FMI, otorgando liquidez al sistema cambiario internacional.

Antes de la existencia de los Derecho Especiales de Giro (DEG), las monedas de los diferentes países debían de estar respaldadas por lo que se denomina reservas especiales, que son las tenencias del gobierno o banco central en oro o en divisas de amplia aceptación como lo es el dólar americano, con esto era posible dar un precio a la moneda de un país para que ésta pudiese ser adquirida en los mercados cambiarios, a fin de mantener su paridad cambiaria.

Sin embargo, la oferta internacional de los dos activos principales, el oro y el dólar americano, empezó a ser insuficiente para apoyar los flujos comerciales y financieros en crecimiento. Por esta razón el FMI y la comunidad internacional decidieron crear un nuevo activo de reserva internacional auspiciado por el FMI.

El FMI, basado en el Convenio Constitutivo de los DEG, puede otorgar Derecho Especiales de Giro a los países miembros en proporción a sus cuotas, ofreciendo a cada miembro un activo de reserva internacional incondicional que no le representa costo alguno.

El sistema DEG se autofinancia y realiza una aplicación de cargos sobre las asignaciones, estos cargos son utilizados para el pago de intereses sobre tenencia de DEG, si un país miembro no utiliza sus tenencias de Derecho Especiales de Giro, los cargos serán iguales a los intereses recibidos; por otro lado, si las tenencias de DEG de un país supera el nivel asignado, el excedente devenga intereses, por el contrario, si se mantiene bajo el nivel, se pagan intereses sobre el déficit.

Los países miembros pueden comprar o vender sus Derecho Especiales de Giro (DEG) para cumplir con sus obligaciones ante el FMI, quien puede actuar como un intermediario entre los miembros y tenedores autorizados con el objetivo de garantizar que los DEG sean cambiados por monedas de libre uso.

La cesta de monedas que determina el valor del DEG

Cuando el DEG fue creado se le asignó un valor inicial, el cual era el equivalente a 0.888671 gramos de oro fino, que, en esas fechas, valía un dólar americano. Sin embargo, en 1973 tras la caída del sistema Bretton Woods el DEG se redefinió como una cesta de monedas, estas monedas representaban las divisas más estables de ese momento, evitando de esta manera que la caída de una de ellas afectara de manera significativa el valor del DEG.

En la redefinición de 1976 la cesta de monedas que determina el valor del Derecho Especiales de Giro (DEG) se formón con las siguientes divisas, el dólar americano, el euro, la libra esterlina y el yen japonés; a partir del 1 de octubre del 2016 el renminbi chino forma parte de esta cesta.

De esta forma el valor del DEG se actualiza diariamente basado en el precio de las divisas que forman parte de la cesta de monedas que determinan el valor del Derecho Especiales de Giro y se expresa en términos del dólar americano publicando su valor en el sitio web del FMI. Este cálculo se realiza tomando el valor de cada moneda que forma parte de la cesta, con referencia al tipo de cambio que con respecto al dólar americano tengan de acuerdo al valor que al medio día tengan en el mercado de divisas de Londres.

La composición de la cesta de monedas que determina el valor del DEG es sujeto a revisión cada cinco años o antes, dicha revisión es realizada por el Directorio Ejecutivo del FMI.